Joan Viva

Joan Viva

 

de Estación Nocturna

 


 

POEMA  I

 

Hoy el día me golpea

como si tuviera cemento en los puños

me da azotes con su clima fiero   imbatible

carcome cada una de mis letras

que forman parte de mis notas

me toma con sus garras ácidas

retorciendo cada una de mis células

arrojándome como paño usado

cuando soy inútil a sus caprichos

 

El día que nos agota

absorbiendo hasta el último segundo

sin perdonar errores

 

El día

que dura la mitad de un tiempo

que avanza por entre pastos

olas

concretos

no conoce de los millones que lo odian

 

El día

queriendo ser noche

para esconder su careta de asesino

ladrón del tiempo de los incautos

acompañado casi siempre de su cómplice

El  Sol

astro luminoso que roba el sudor

de nuestras frentes     agotándonos

evaporando los últimos rezagos de placer.

 

me toma con sus garras ácidas

 

 

 

 

 

  

POEMA II

 

Poesía comprometida

qué absurda palabra

en boca de quien no la practica

poesía dirigida

por aquellos que no hacen nada

sólo un capricho de guiar

sin ser guías

 

Poesía entorpecida

por cerebros embarcados

en sueños que no buscan

poesía del

anda tú que yo me quedo

poesía corta

del que no ve el horizonte

que se abre como flor irisada

por el sol de la vida

del que sólo se encierra en un foso oscuro

hostigando a su musa

peligroso bicho    en un círculo sin prospecto

lanzando filos carmín de vez ...

fácil es decir atrévete

sin haberse atrevido

 

Simplemente Poesía

es la que anda sin empujarla

poesía clara                            transparente

                      poesía natura

de la calma                              de la paz

            no obligada

                            no coloreada. 


 

 

del que no ve el horizonte / que se abre como flor irisada / por el sol de la vida

 

 

  

POEMA  III

 

Se congració con la luna

Caminó con los cangrejos

Comiendo ricos potajes de alfalfa y caviar

escupió hacia abajo los mil demonios que guardaba

Aduló a las mariposas que besan siempre sus pies a las 7 pm.

Palpó a las sirenas en sus partes húmedas

Revolcase con vírgenes en los peldaños de la iglesia

chupó su dedo   cubierto de miel salada

Desnudo en la arena

         esperó que el viento salino enfriara su trasero

 

 

Llegó cansado a casa

y se echo a dormir.

 

 

Hoy te vi poeta

caminando por las calles

arrastrando tus alforjas

respirando emociones

robando siluetas a los peatones

capturando imágenes

absorbiendo historias

alimentándote

 

 

Te vi

recogiendo colillas aplastadas

absorbidas y mordidas

por el tiempo

infame cazador de almas

meditando por tus calles

atrapado por la Luna

y un espacio...


 

 

Tiempo abrasador

convirtiendo en pasto

tus huellas imperdonables

ahogando con su aire viciado

de humores malsanos

esparcidos a propósito

por sombras inclementes

que nos asfixian en noches verdes

verdes como esputo de tísico

y toses de ayudas inentendibles

abandonado

sobreviviendo día a día

año a año

siglo a siglo


 

 

Te vi poeta

despojarte de las ropas

que cubren la vergüenza de los otros

arrojándolas al cielo

esperando un trueque de vida

que tu sabes poeta

no llega

 

 

Te vi

corriendo por las plazas

con sólo la piel que te esconde

besando cada poste encendido

miccionando en los oscuros...

rodando con los brazos abiertos

sobre aceras y avenidas

retando a las máquinas

 

Te vi poeta

recogiendo papeles

 para luego arrojarlos al cielo

y en aquel preciso instante

Instante que sólo tú conoces

hurgar en tus bolsillos

apretar una vieja libreta

y leer en voz alta

                          tu último poema.

 

 

Te vi poeta / despojarte de las ropas / que cubren la vergüenza de los otros / arrojándolas al cielo ...

 

POEMA  IV

 

Hoy no quiero cantar

a las muertas ventanas que me miran

sólo observar a través de sus ojos

compartiendo el veneno

que día a día me asesina.

 

Las cortinas arrancaría con delirio

destrozando los vidrios con mi puño

observando mi mano enrojecer

sería como romper los barrotes de esta celda

    cómplice

que me abrasa

que poco a poco me mata

 

Hoy no quiero cantar

a las muertas ventanas que me miran

hoy sólo quiero

vivir entre las sombras.

 

 

Hoy no quiero cantar  a las muertas ventanas que me miran / hoy sólo quiero / vivir entre las sombras.

 

 

POEMA V

 

El mundo me cae encima

cobijado en el fuego eterno del dolor

 

difícil es

    olvidar tu olor de hembra en celo

tu cabellera de plumaje amplio

de cometa peligroso

aproximándose al vacío existencial

jadeando entre líneas helicoidales

que se cierran cual tenazas

de alacranes malheridos

como fractales diseñados

por la mente desquiciada

de un programador estresado

 

Aún no debo

quemar estos recuerdos que me llevan

al abismo de tus deseos peligrosos

encerrados en el ático de mi inconsciente

amarilleándose entre larvas barrigonas

que no dejan bocado para los vientos.

 

 

difícil es / olvidar tu olor de hembra en celo / tu cabellera de plumaje amplio / de cometa peligroso

 

 

 

 

TRISTE DESIGNIO

 

Avenidas agrietadas por el infortunio

caen de tus bolsillos

dirigiéndose al asfalto curado por tu calzado

expandiéndose como el curvo universo lleno

de ecuaciones multidimensionales

a oscuras de las nebulosas palpitantes

corroyendo el triste designio de una noche esperada

arrasando los surcos putrefactos de inmorales caminos

entrelazados por frenéticos disparos de tormentas

convirtiendo la suave brisa en viento enloquecido

por chamanes distraídos o engañados por el                                        

espíritu juguetón de la abuela Dolores.

 

Sublime esperanza de alcanzar el límite del tiempo

que nos queda

cumpliendo el libreto histórico

que nos mandó el nacer

arrojándonos al laberíntico panorama

de un mundo infestado por fieras

que no equivocaron su papel.

 

 

arrojándonos al laberíntico panorama / de un mundo infestado por fieras / que no equivocaron su papel.

 

 

ERA DE ACUARIO, DE ACUARIO ERA

 

10.30 am.

Mientras un caramelo se deshace en mi boca

golpeando feroz entre mis dientes

pensaba en los ríos desbordados

que lo arrasan todo

 

Pensaba

en las hojas marchitas

cayendo como almuerzo del cielo

hacia la cuna de mis abuelos

divisando aquel puerto maldecía

los cambios de clima repentinos

inesperados

siempre me atacaban desarmado

absorto

ensimismado.

 

 

11.45 pm.

Cómo escapar al sortilegio deseado

sin preocuparme de ritos y tabúes

dejándome llevar por trópicos

Capricornio y Cáncer

 

Anaís dónde estás

sigues escondida tras las cortinas floreadas

cubierta tan sólo de pétalos

que ondean al respiro de la ventana

entreabierta

 

Marquesa dónde están las ninfas

que jugaban al lobo

cubiertas de caperuzas blancas

como si fueran trajes de bodas virginales

dejándose atrapar bajo las camas

en medio de una oscuridad complaciente

 

Cómo olvidar a las Mellizas

regidas por Géminis

dominadas por Capricornio

bañadas por Acuario

y poseídas por Libra

 

Cómo no temer

 la caída del cometa apocalíptico

que nos llevó entre rejas

exigiendo un poco de tu fuego

para que su llama no se extinga

 

Beatriz

aquí no se halla Dante

sólo haz lo que te piden

entrega una tajada de tus encantos

al guardián del cielo

y saldremos pronto    

a recorrer

las calles húmedas del postrero atardecer

amándonos en cada esquina

en cada jardín

                        en cada vereda


 

 

Aquel hotel de 8 soles

es el favorito de nuestros equinoccios

de tus eclipses depresivos

mantengamos la cordura

descubriendo nuevos ángulos

en la geometría descriptiva de tu cuerpo

acomodándonos para goces perfectos.

 

 

Aquel hotel de 8 soles / es el favorito de nuestros equinoccios / de tus eclipses depresivos / mantengamos la cordura / descubriendo nuevos ángulos / en la geometría descriptiva de tu cuerpo

 

 

Regresar