Joan Viva

Joan Viva

 

de Polimnia


 

 

NOCHE ETERNA

 

 

Lejos           de las miasmas del pueblo

eres indómita

fuerte

Nadie existe

Sumergidos en el leteo

deja caer tu almocela

sobre la siega

para así besar tu sien

Arroja el veste que te cubre

Arrebújate en mi cuerpo

Sé lúbrica por una noche

de este período estival

Mientras aún                           los celajes

                        no se marchan

 

Tus ojos zarcos

se confunden con el cielo

Tu rosa piel

Hizo

que tu amor me liara

al verte en aquella plaza

Bella almea de mi vida

 

Si fuera cenobita

abarraría mis hábitos

por Dios que lo haría

Para sucumbir

a tu seducción

Zagala de mis sueños

 


 

 

Al guiparte

en aquella plazoleta

Tu indiferencia sentí

la vez primera

 

Mas

Tu semblante cambió

al leer

mis sentimientos

Así el bálsamo

de tu virginal ósculo

me cubrió

              de tu aura sabia

hasta quedar inerte

ante tu sortilegio

 

 

Quién iba a saber

que tus labios puros

me iban a hechizar

 

Pobre del poeta que dejaste

Polimnia mía

 

Recostémonos

una vez más

sobre la siega

                         que                                   aún

                            está ahervorada

 

Inventemos

en este granero un bello palacete

Donde

fruiremos nuestros talles

Despidiendo a la doncella

Recibiendo a Venus

                            -en tu mórbido cuerpo-

                                                               Manceba mía

 

Déjame

una vez más

Abrevar en tu boca

y en el ahora bruno cielo

haremos un hachón

alumbrando

nuestros cuerpos

Juntaré aneas

que a modo de albadela

sobre tu tafanario pondré

Y cabalgaremos en undívagos movimientos

             Esparciendo nuestra dilección

                         !! DAIFA  MIA ¡¡

 

 

 

fruiremos nuestros talles / Despidiendo a la doncella / Recibiendo a Venus / en tu mórbido cuerpo / Manceba mía

 

 

LAGO ENCANTADO

 

Del bosque sempiterno

nacen enredaderas

que encierran mis ojos

Mi cuerpo

Mi alma

abatiendo sentimientos

obligándome a morir

 

 

Del bosque de piedra

se dicen cosas sublimes

cual si fueran estrellas

Espuma

mar de cielo

 

 

En la brizna de hierba

sobre el ancho silvestre

Allí

adornada de flores

tu silueta esconde pasión

Tus senos

cubiertos de hojas

esconden mi deseo

esconden su ternura

esconden mi razón

 

 

Quisiera verte

junto al Lago Celeste

de pasión y deseo

Sentir tu cuerpo

bañándose en mis aguas

Aguas frescas

de rosas y jazmines

 

 

Quisiera

tenerte entre mis brazos

acuosos de pasión

Acariciar tu espalda

con mi savia de miel

Rozar tu vientre

con mis hierbas del lago

besando tus labios

al beber mis aguas mansas

 

 

Soy el Lago Encantado

que da vida

al bosque de piedra

y al otro de hierbas

y enredaderas

                       

 

Soy

quien esparce la vida

a través de mis aguas y lluvias

 

Soy en buena cuenta

quien fertiliza todos los bosques

y ninfas que me rodean.  

 

 

 

Soy el Lago Encantado / que da vida / al bosque de piedra / y al otro de hierbas / y enredaderas

 

 

 

 

POEMA 1

 

En la tenue penumbra

de la noche que se yergue

mis manos juegan en el cielo

 

 

Allá    lejos

el universo se pierde

en la aurora de tus besos

 

 

En la noche

aquel frágil velo

Tu inocencia

adherida

como olas a la mar

que sobre tu talle

la brisa marina

hace ondear

 

S E

 

D

   E

S

   H

A

   C

      En tierno ardor

 

 

           

En tu cuerpo                  L                          S            L                          S

florecen           DOS             U              A                        U              A

                     N                                         N

                       o                                         o

                                                                

Que al acercarme suspiran

rozo tu cuerpo

Descubro tus sueños

al cubrirme

de tu rocío de estrellas

 

 

Allí

en el crepúsculo

de aquel bosque virginal

Huyes sola

cubierta de velos

Tus senos

danzan con tus pasos

Flotas sobre la hierba

en un sin final ballet

al internarte en el bosque virginal

 

 

Con los brazos al cielo

llegas al claro

Respirando bosque y noche

la hierba que pisas

te envuelve

te desea

Ahora te abraza

 

El lago desnudo

sucumbe ante tu sed

Te besa             

            te rodea

Tus labios          

            tu piel

sienten el deseo

 

 

Aquel baño silvestre

va dejando una huella

en lo más profundo

de tu ser. 

 

 

 

El lago desnudo / sucumbe ante tu sed / Te besa / te rodea/ Tus labios / tu piel / sienten el deseo

 

 

HORIZONTE

 

 

Por arenas mojadas

olas de la vida

Mis pasos se hunden

siguiendo el camino

de muchos sueños

que dejaron huella

sobre las hojas del tiempo

 

 

Día a día

momento a momento

borradas luego

por crestas de mar

 

 

Mis huellas

tus huellas

No son siempre incoloras

a veces

gustan teñirse

de incandescentes colores

Dejando leves

estelas púrpuras

Luchando   

contra otras

                 grises

en un duelo quizás       

                         sin final

 

 

Hay huellas

también suaves

                pequeñas

                        tiernas

como tu sonrisa

encantadora

            cándida

de ave inocente

que por vez primera

ve sus pasos

graficarse

en la húmeda arena

 

Ave insegura

que caminas por la arena

Arena

que eleva sus brazos

Arena

que gime

que llora

Arena

que escapa

se salva

Arena

que es hundida...

aplastada

arena pobre

que no se escucha

                          (o no se debe)

 

 

 

                                      o

              i     s

Ave que eleva sus alas              r       a

a cada roce de olas                   u        s

a cada encrespada de mar     f           .

 

 

Ave que aún no alza vuelo

que no sabe de horizontes

que no tiene pareja


 

 

Ave

que caminas paso a paso

esquivando olas

elevando alas

sintiendo

la salobre brisa

 

Ave

queriendo volar

subir a los cielos

contemplarlo todo

navegando nubes

deslizándose

entre vientos

cayendo como lanza

hacia un pez

hacia la vida

Descubriendo

bajo el océano

un mundo nuevo

que nunca

podrá habitar

 

Ave

que dejas en la playa

sólo el recuerdo

breve

de no ser libre.

  

 

 

Ave insegura / que caminas por la arena / Arena / que eleva sus brazos/ Arena / que gime

 

 

SOMBRAS

 

 

En la noche eterna

Llena de sombras

nace un sueño

que se convierte en leyenda

 

En la noche eterna

no hay colores

sólo gamas de nocturnidad

 

En aquella noche

todo es quietud

melancolía

verdad

las sombras vagan

formando nubes oscuras

 

En la noche oscura

las flores son negras

negro terciopelo

al tomarlas sentimos el calor

brotando de sus almas

 

Los caminos son largos

pero no cansados

nadie llora

nadie sufre

 

En el mundo de las sombras

encuentro tu silueta

bella esbelta

cautivadora

cubierta

de encantos no marchitos


 

 

Quién diría que en la

noche eterna

iba a encontrarte

después de siglos

de andar buscando

te he hallado

en este mundo

de penitencia

en este mundo

de inconsciencia.

 

 

Quién diría que en la / noche eterna / iba a encontrarte / después de siglos / de andar buscando

 

 

 Regresar